Vamos acumulando un nivel muy elevado de cansancio físico, estrés psico-emocional, tareas por acabar… y sin darnos cuenta, un día, ya no podemos más. Hemos llegado a nuestro límite tanto físico como mental….