Close

Desconfinamiento.“Síndrome de la cabaña”.

Miedo a volver a la realidad.

Estábamos deseosos de volver a la vida cotidiana y, al final, hay quien se echa para atrás. 

Motivos de miedo a volver

El miedo a contagiarse, la ansiedad ante el regreso al exigente ritmo de la realidad o el haber descubierto que la sencilla vida en el hogar es placentera.

Vivimos en la sociedad del hacer

Siempre haciendo cosas, siempre produciendo, y en muchos casos, muy estresados.

Así, muchas de las personas que vivían estresadas o con ansiedad, se han llevado una sorpresa, adaptándose bien el confinamiento.

Ya que han tenido más tiempo para ellos mismos, para sus seres queridos y sus aficiones, y ahora pueden sentirse resistentes a volver a su frenética vida anterior.

La importancia del bienestar

Muchos nos hemos ratificado o dado cuenta, de la importancia tener salud, una vivienda digna (luz natural, espacio) y de poder compartir más tiempo en compañía de nuestros seres más queridos.

Para algunos, ha sido una reconciliación

Así que para muchas personas esta experiencia les ha reconciliado con ciertas facetas de su vida y su personalidad que entraban en conflicto con el mundo.

Y ahora les invade la pereza o el miedo, a volver a entrar en la vorágine y automatismos de la vida de hace 3 meses.

Contactar con nuestra vulnerabilidad

Nuestras casas se han convertido en un refugio, a salvo de la enfermedad y el mundo, y sentimos incertidumbre ante el Covid-19, salir nos angustia.

Nos hemos dado cuenta de que nadie es implacable o indestructible, y que todos somos vulnerables.

Somos seres interdependientes

Nos hemos dado cuenta de que somos seres aunque autónomos y también interdependientes. Y que la decisión de una persona, afecta de forma directa o indirecta al resto.

Por lo que para sobrevivir y mejorar nuestra seguridad, necesitamos crear una mirada común y solidaria, hacia un mismo objetivo. Para hacer de este mundo, un mundo más seguro y más hermoso.

El síndrome de la cabaña

Es a lo que se le ha llamado a la evitación de salir al exterior, después de un largo período de aislamiento. Debido a la pérdida de seguridad, y temor a lo que hay fuera.

¿Qué podemos hacer para sentirnos mejor?

Darle un espacio de cierta normalidad. Darte cuenta que esto le puede estar pasando a más personas, ya que puede ser normal, que después de tanto tiempo encerrados, sintamos miedo al cambio.

Así que date tu tiempo y espacio

  1. Empieza a salir con pequeños paseos cerca de casa
  2. No te sientas obligado a salir de casa, date la opción a hacerlo.
  3. Escoge un recorrido agradable.
  4. Pon consciencia a tu respiración y hazlo con calma.
  5. Acompáñate con música, si lo necesitas.
  6. Céntrate en todo lo que perciben tus sentidos, para no darle tanto espacio a la mente pensante.

Si necesitas más herramientas para ti o para tus equipos de trabajo

Puedes ponerte en contacto conmigo, para obtener información sobre los nuevos talleres y propuestas “Post Confinamiento” para recuperar la confianza y el bienestar en ti y en tu empresa.

¡Saludos a tod@s!

Minerva Castillo – Coach Formadora Salud y Bienestar

www.minervacastillo.es

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *