La incorporación a las organizaciones este tipo de perfil se está convirtiendo en una tendencia evidente para la mejora de las relaciones humanas en las organizaciones. Por ello, el desarrollo integral de la persona se convierte en pieza clave para el desarrollo integral de las organizaciones. Cada vez más, es el auténtico epicentro de generación de valor en éstas. Los trabajadores felices aumentan el éxito de las empresas. Desde hace décadas, el equilibrio entre vida profesional y personal se ha consolidado como el elemento clave del crecimiento de un negocio. La ecuación es muy sencilla: una compañía crece cuando sus Sigue Leyendo ->