Close

La gota que colma el vaso

A veces no nos damos cuenta de que vamos acumulando cansancio, tensiones, estrés…Y en un momento dado… ¡explotamos!.

Quizás no con la persona o situación que nos ha ido generando ese estado, sino con cualquier otra persona o estímulo, que en ese momento ha sucedido.

Tómate un pequeño respiro diario

Parar unos minutos conscientemente cada día, nos ayuda a salir de la automática vorágine diaria, del no darnos cuenta, hasta que explotamos, que algo necesita ser cambiado en nuestras rutinas o en nuestros patrones de percepción y comportamiento.

Respira conscientemente

Inspirar y expirar 3 minutos (¡sólo 3 minutos!) de forma suave y lenta por la nariz, antes de iniciar la mañana y la tarde.

Este simple ejercicio ayuda a calmar nuestra mente, a tomar contacto con nuestro cuerpo, a centrarnos en el momento presente y no dejarnos llevar por preocupaciones, que nos llevan a más tensión y angustia.

Inspira y expira salud

Respirar conscientemente, además de relajar el sistema nervioso, ayuda al sistema inmune a estar más fuerte. Y por consecuencia, a que mejore tu bienestar.

Date cuenta de que «como respiras es una metáfora de cómo vives tu vida».

¡Abrazos!

Minerva Castillo – Coach Salud y Bienestar, Facilitadora Mindfulness

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *