Close

Atrapada en tu propia vida

Rutina, insatisfacción, obligaciones que pesan como cadenas, culpa, rabia, tristeza… Y miedo.

Postergamos, esperanzadas a que en algún momento algo externo cambie.

El tiempo pasa, y eso que esperamos, no sucede. Así que nuestra angustia sigue día a día creciendo.

Nos sentimos perdidas

Seguramente,  todos nos hemos sentido perdidos alguna vez.

Hasta que un día te despiertas y te das cuenta que han pasado los días, semanas, meses o años y ya no sabes a dónde vas.

Descubres que has perdido la perspectiva de tu vida y todo ya te pesa demasiado.

Que tu vida carece de coherencia o sentido, y aunque no sabes cómo, pero sientes que necesitas un cambio….pero esta vez, un cambio interno.

Emerge la necesidad de cambio

 Y es en ese momento cuando recuperas la llave para recuperar la magia de tu vida.

Cuando te das cuenta que el cambio surge desde dentro y va hacia fuera, y no al revés, como has estado tanto tiempo esperando.

Date un espacio

Sin sentirte culpable. Date cuenta de que posiblemente, todas esas obligaciones son las que te trajeron a este estado y más importante aún, el mundo no se acabará porque te des un tiempo para ti.

Seguramente tu salud, tu cuerpo y tu mente te lo piden a gritos.

Date tiempo para ti, para escucharte, y darte cuenta de cómo es esa vida, que desearías vivir.

No te pongas barreras, tan sólo, deja que tu imaginación la cree y tu mente la crea posible.

Escribe un diario

Tómate unos minutos para escribir lo que piensas, lo que te preocupa, lo que sientes. Eso te ayudará a tomar perspectiva y foco para irte dándote cuenta de qué te llena y se hace sentir alegría de vivir, y qué necesita un cambio.

Atrévete, se valiente

Dar el primer paso, requiere valentía. Salir de la rutina, de lo conocido, de la zona de confort.  Del miedo a fallar, a herir,  a ser rechazada, a dejar de ser amada…

Pero no pierdas la perspectiva, de que nuestra primera “obligación” es con nosotras.

Que sólo a partir de nuestro bienestar, podremos compartir bienestar.

Que sólo nosotras somos responsables de nuestra vida, de cómo vivimos lo que nos sucede, y de cómo vamos escogiendo nuestro camino.

Comprométete contigo

La vida requiere compromiso. Mantente atenta a tus necesidades, a tus cambios, a tus propios ciclos, para atenderte y ofrecerte con mucho amor, aquello que necesites, en cada momento.

¡Recupera la alegría de vivir!!

Abrazos,

Minerva Castillo – Coach Salud y Bienestar

www.minervacastillo.es

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *